ENCENDIENDO LAS LUCES

Muchos de los cefalópodos emiten luz, particularmente aquellos que habitan en alta mar y en las profundidades oceánicas. La luz resultante de los sistemas químicos y bacterianos dentro de un organismo vivo se denomina bioluminiscencia y se utiliza para variedad de propósitos.

El calamar luciérnaga (Watasenia scintillans), es como todos los calamares, un miembro de la clase Cephalopoda, subclase Coleoidea, el orden Teuthida. Estos pequeños cefalópodos de 7 centímetros, poseen cientos de pequeños y débiles órganos luminosos (fotóforos), que generan una hermosa luz azul cobalto.

Calamar luciérnaga (Watasenia scintillans) . Fuente: seavenger.info

Los destellos azulados de este calamar son utilizados para la contra-iluminación (que consiste en camuflarse produciendo sólo la luz necesaria en la parte de debajo del cuerpo para disimular su silueta contra la luz del cielo que hay por encima) y para comunicarse entre ellos, así como unas luces brillantes deslumbrantes en las puntas del tentáculo que pueden ondularse y emitir haces de luz. Estas luces deslumbrantes podrían actuar como una trampa señuelo para confundir a los depredadores o para hacer señales al compañero/a.

Detalle de los destellos deslumbrantes que produce el calamar luciérnaga. Fuente: ARkive.org

La Bahía de Toyama, en Japón, es famoso por ser el hábitat del calamar luciérnaga, cada primavera se acumulan en grandes cantidades ocupando extensas superficies del mar en un fenómeno tan especial que ha sido designado como monumento de la Naturaleza. El pico de temporada de los calamares luciérnaga, en primavera, comporta grandes capturas para los pescadores y es un buen negocio para los barcos turísticos que ofrecen salidas para ver de primer mano el espectáculo mágico.

Pescadores y calamares luciérnaga. Fuente: pinktentacle.com

Costa de la bahía de Toyama iluminada por pequeños calamarcitos. Fuente: gizmodo.com.au

Enlaces relacionados:

Anuncios

Acerca de Roger Parés

about.me/rogerpares.com
Esta entrada fue publicada en BIOLOGÍA MARINA, RECURSOS MARINOS y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas. - Albert Einstein

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s